Pastoral Penitenciaria celebra los 50 años de la Capellanía Nacional Católica

En una alegre ceremonia, a la que asistieron más de 200 personas, y que contó con la presencia de Mons. Alejandro Goic, se conmemoró medio siglo de vida de acompañamiento y apoyo a personas que cumplen condena, privados de libertad.

 
Viernes 10 de Septiembre de 2010
Porque estuve preso y me viniste a ver” (Mt. 25, 36) Cita del Evangelio, que sintetiza la pasión y el esmero con que día a día, decenas de laicos, religiosas y sacerdotes recorren los distintos penales de Chile, entregando un testimonio de solidaridad, justicia y rehabilitación. Con un auditorium completamente repleto de estas personas, amigos y autoridades se inició la conmemoración de los 50 años de la Capellanía Nacional Católica de Gendarmería.

Tras repasar los principales hitos de la acción de la Iglesia en Chile en el ámbito del acompañamiento penitenciario, el P. Jaime Nawrath Ríos, Capellán Nacional De Gendarmería, destacó que esta labor, ha estado presente en la acción de la iglesia, desde sus primeros años, y agradeció el ejemplo de vida del Sacerdote Ramón Coo Baeza, impulsor de la Capellanía Nacional.

Posteriormente, fue el turno de Mons. Alejandro Goic, Obispo de Rancagua y Presidente de la Conferencia Episcopal, quien tras saludar a los presentes a nombre de los obispos del país, y en especial de Mons. Cristian Contreras Molina, Obispo de San Felipe y Presidente del Área Pastoral Penitenciaria.

“La celebración del Bicentenario de la Patria puede ser un momento privilegiado para ejercer nuestra misericordia subsanando posibles distorsiones del sistema de justicia. En este contexto, comprendemos el enorme valor que tendría un gesto de clemencia hacia quienes, dentro del cumplimiento de sus penas, llevan un sufrimiento aún mayor a causa de su edad, salud y soledad”, indicó Mons. Goic, poniendo un especial énfasis en la necesaria promoción integral de los reclusos.

“Si un sistema penitenciario busca sancionar un mal cometido con un castigo proporcional y, a la vez, rehabilitar al agresor para que se transforme en un bien para la sociedad, resultaría incomprensible no considerar acciones promocionales a favor del recluso. La prisión no tiene solamente un fin reivindicativo. En la legislación se contemplan rebajas de pena y estímulos para quienes, dentro de la normativa, demuestran un comportamiento apropiado y, pese a las dificultades y falta de oportunidades, cumplen con lo requerido por el sistema penal”, señaló el presidente de la Conferencia Episcopal, declaración contenida en el documento titulado “ROSTROS SUFRIENTES QUE NOS DUELEN”, disponible para su descarga.

Posteriormente, Ana Lagos Contreras, A.P, agente pastoral con basta experiencia en el mundo penal, entregó sus testimonio de discipulado en el mundo de la cárcel.

Finalmente, luego de la entrega de reconocimientos conmemorativos por los 50 años de la Capellanía, la celebración culminó con un pie de cueca a cargo de funcionarios de Gendarmería, que dio inicio a un vino de honor.

Fuente: Prensa CECh / Pastoral Social - CARITAS
Santiago, 10-09-2010
Documentos Adjuntos:
Dirección: Echaurren 4, piso 7, Santiago de Chile
Teléfono: (56) 229 23 0400 - Fax: (56) 226 96 6080
Mail: comunicaciones@caritaschile.org