En Semana Laudato Si’: Caritas abordó aportes de Encíclica a la pandemia

Bajo el lema “Todo está conectado”, Caritas Chile se sumó a la invitación del Papa Francisco para conmemorar los cinco años de la Encíclica sobre el Cuidado de la Casa Común, realizando un encuentro con expertos que reflexionaron sobre los aportes de Laudato Si’ al momento que vivimos en el planeta con la crisis sanitaria.

 
Miércoles 20 de Mayo de 2020
Ver Galería
Con un panel de expertos en modalidad webinar realizado el martes 19 de mayo, Caritas reafirmó su compromiso con el cuidado de la Casa Común y la búsqueda de formas de convivencia sostenibles y solidarias, respetuosas de la dignidad humana y de la vida en nuestro planeta.

El encuentro tuvo la participación de la doctora en Ciencias Ecología y Evolución e Investigadora Asociada - ONG FIMA, Fernanda Salinas junto a ella el secretario ejecutivo de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM), Mauricio López y el Obispo del Vicariato Apostólico de Aysén, Luis Infanti.

El papa Francisco nos ha señalado, acogiendo muchas miradas, científicas y de diversas espiritualidades, que todo está conectado. Es por ello que la primera reflexión fue sobre la importancia de Laudato Si’, sus aspectos más relevantes y cómo puede ser un aporte para abordar la crisis que enfrentamos.

Al respecto, el Obispo Luis Infanti señaló: “Nos llama a denunciar los sistemas económicos y políticos que rigen, es una crítica muy dura al capitalismo que se cree dueño de los bienes de Dios, que son de todos. De los bienes esencialmente necesarios para toda vida. Cuestiona las dictaduras ecológicas y comunicacionales, denuncia fuertemente el consumismo asociándolo con la cultura del descarte. El Papa nos llama a cuestionarnos sobre cuáles son nuestras necesidades y deseos. Si la Tierra es de Dios, no podemos adueñarnos de ella. La crisis es global, económica, tecnológica, ideológica, comunicacional, moral”.

Sobre la actual crisis sanitaria que enfrentamos producto del COVID-19, Infanti expresó: “El agua en la pandemia es un derecho esencial para todo ser vivo. Este virus no es el primero, ni será el último y no es casualidad que aparezca. Nosotros maltratamos la naturaleza y es de esperar que la madre Tierra reaccione. Los más afectados son los empobrecidos y justamente a los que les falta agua. Esto nos lleva a cuestionar todo el sistema, nuestros estilos de vida, estructuras de poder y evidentemente que la privatización de los bienes esenciales replantea toda una estructura social. Nos lleva a replantearnos qué mundo queremos construir. El agua en Chile es un bien privado y es inaceptable, antiético, inhumano, inmoral, lo que favorece el aumento de los empobrecidos. Este virus puede ser una oportunidad para replantear nuestros sistemas humanos, sociales, políticos, replantearnos el consumismo. Tenemos que reflexionar sobre nuestros estilos y ritmos de vida, los cambios acelerados que tenemos frente al ritmo de la evolución biológica de la Tierra, sus leyes”.

En tanto, Mauricio López, expresó que: “La pandemia nos está empujando a volver a lo profundo, al interior. No se puede ser creyente si no se asume el cuidado de la Casa Común entendiendo que es una sola crisis socioambiental. Necesitamos como Iglesia conectar las dimensiones y responder a la realidad concreta, conjuntamente. Estamos casi en un punto de no retorno en el Cambio Climático, estamos a tiempo podemos actuar, pero requiere de nuestro compromiso ahora, de un fuerte trabajo y cambios profundos”.

Respecto al aporte que nos hace la Exhortación Apostólica “Querida Amazonía”, López señala: “Vemos como todo lo que ha sido descartable, indeseable, los pueblos originarios, lo periférico, se torna en fuente de vida, en iluminación para otra forma de ser. La exhortación es magisterio papal. El papa plantea 4 sueños: nos muestra un sueño social, opción por los pueblos por la sociedad empobrecida. El segundo es un sueño cultural, la interculturalidad como modo de diálogo que engrandece el Reino. El tercero, el sueño ecológico que defiende la naturaleza, que comprende la naturaleza y protege la vida; finalmente el sueño eclesial donde se espera que las comunidades estén en salida. Con la pandemia vivimos inmensas paradojas: están muriendo personas por falta de oxígeno, en medio de uno de los ecosistemas más grandes y de mayor generación de oxígeno; por falta de agua segura, al no tener acceso a las medidas de higiene, los adultos mayores que son los transmisores de sabiduría y tradición, con ellos se pierden culturas completas. La inequidad es el pecado ecológico más grande que debemos atacar. Nos quedamos sin embargo, con la tremenda labor que está realizando la iglesia, las Caritas que están presentes defendiendo la vida en medio de esta crisis”.


En su ponencia, Fernanda Salinas manifestó que: “no hay un problema separado del otro, el Papa hace una crítica muy dura hacia la importancia y prevalencia en la toma de las decisiones económicas. Eso nos ha traído múltiples consecuencias, genera impactos al poner ante todo el crecimiento económico. En este modelo está la generación de pobreza y eso lo que se debe cambiar cuidando la naturaleza y el desarrollo de la vida. Es importante reflexionar respecto a la incertidumbre que nos ha hecho vivir esta pandemia. Estamos tratando de entender el comportamiento de este virus, enfrentados a mucha ignorancia que nos lleva a pensar que apenas entendemos partes de cómo se da la vida y nuestra relación con la naturaleza. Cada día desde muchos años mueren diariamente 2500 personas en el mundo por falta de alimentos y no hacemos nada por protegerlas. Ojalá que el confinamiento nos haga pensar y priorizar y reconocer que hay muchos que no tienen satisfechas sus necesidades. El problema ecológico debe solucionarse desde como poner punto final a la inequidad. Es necesaria una transformación completa a todo nivel de enseñanza, innovando, educar profesionales para cambiar el mundo. Transformar nuestra forma de relacionarnos”.

Al término del Webinar la moderadora del encuentro, Catherine Mella, Encargada del programa Medioambiente, Gestión del Riesgo y Emergencias de Caritas Chile, realizó una invitación a aportar a la Campaña de Caritas Chile “Nadie se salva Solo. Juntos multiplicamos la Solidaridad”, que busca apoyar a las personas y familias más vulnerables, afectadas gravemente por las consecuencias de la pandemia.



Fuente: Comunicaciones Pastoral Social Caritas
CECh, 20-05-2020
Dirección: Echaurren 4, piso 7, Santiago de Chile
Teléfono: (56) 229 23 0400 - Fax: (56) 226 96 6080
Mail: comunicaciones@caritaschile.org