Los grandes desafíos en la agenda social de la Iglesia

Los grandes desafíos en la agenda social de la Iglesia

Al t√©rmino de un intenso a√Īo marcado por grandes tragedias, el Obispo Presidente de la Pastoral Social Caritas, Mons. Manuel Camilo Vial, realiza un balance del trabajo realizado y pasa revista a los principales desaf√≠os para el a√Īo 2011.

 
Viernes 31 de Diciembre de 2010
El obispo de Temuco cree que cualquier mirada al a√Īo que hemos vivido requiere una palabra de gratitud: ‚ÄúQuiero agradecer a todos los han colaborado en nuestra labor durante este a√Īo y han canalizado su solidaridad y han cre√≠do en la Pastoral Social Caritas como un instrumento para ir en la ayuda de los m√°s necesitados‚ÄĚ.

- ¬ŅCu√°l es la evaluaci√≥n que hace, desde la Pastoral Social Caritas, al intenso a√Īo que termina?

El 2010 fue un a√Īo complejo en muchos desaf√≠os que han provenido de distintas fuentes. Por una parte iniciamos el proceso de aplicaci√≥n de las orientaciones de Aparecida que hacen un llamado a renovar la Pastoral Social, a darle una nueva estructura y hacerla m√°s integral. Como segundo punto, apareci√≥ tambi√©n otro desaf√≠o que es el mandato de los Obispos y equipos diocesanos para hacer un trabajo de integraci√≥n entre la Conferencia Episcopal y el equipo de Caritas en la idea de fortalecer nuestro trabajo. Y un tercer desaf√≠o ha sido el terremoto y maremoto de febrero, y sus grav√≠simas consecuencias. Esos tres grandes ejes nos permiten evaluar nuestra labor.

Al respecto, quisiera llamar la atención sobre dos aspectos:
Por una parte, fue precisamente el proceso de integraci√≥n que vivimos el que nos permiti√≥ dar una respuesta r√°pida y eficiente frente a la cat√°strofe y eso se dio por la capacidad de estar en redes a nivel nacional, con la Caritas Internacional , los equipos diocesanos y los organismos p√ļblicos. Todo ello nos permiti√≥ actuar como equipo usando nuestro potencial y dando una respuesta r√°pida y efectiva. Actuamos como familia en un a√Īo de dolor, la Pastoral Social Caritas fue capaz de aportar esperanza y acompa√Īar a las comunidades desde su identidad, promoviendo la dignidad y los derechos de las personas.

- ¬ŅQu√© lecciones quedan, a su juicio, en los variados temas en materia social que siguen pendientes como la seguridad laboral, la relaci√≥n con el pueblo mapuche, entre otros?

El Bicentenario con sus aspectos positivos y lo mucho que hay que agradecer dej√≥ a la luz grandes desaf√≠os. En primer lugar el desaf√≠o de la pobreza. Hemos insistido mucho en el desarrollo del pa√≠s, en el ingreso per c√°pita, en el lugar que ocupamos en el ranking de Desarrollo Humano, pero no podemos negar que una parte importante de la poblaci√≥n sufre condiciones indignas de pobreza y podemos identificar rostros concretos: un cuarto de los ni√Īos son pobres, un n√ļmero importante de mujeres, de ind√≠genas. Hay sectores sociales que se encuentran imposibilitados de desarrollarse. Se hace sumamante necesaria una buena ley laboral para resolver muchos temas pendientes y en ese sentido le pedir√≠a a los pol√≠ticos esfuerzos y generosidad para llegar a acuerdos, dejando de lado los intereses pol√≠ticos personales y partidistas.

Junto con la pobreza se mantiene lo que los Obispos hemos denunciado y que es la escandalosa desigualdad que se da en el ingreso, en las oportunidades y en posibilidades de desarrollo. √Čstas son insostenibles, ofensivas y afectan el desarrollo de la sociedad en su conjunto. Solucionar este drama pasa por resolver otros temas como enfrentar el acceso a la educaci√≥n, que sea para todos, tambi√©n est√° mejorar la calidad y las condiciones del trabajo, y tantas otras metas que la Iglesia ha propuesto en estos √ļltimos a√Īos.

Un tercer elemento es c√≥mo hacer un desarrollo que sea menos da√Īino con el medioambiente y que sea sustentable. Que sea m√°s equitativo no s√≥lo con las generaciones contempor√°neas, sino tambi√©n con las generaciones futuras.

- Como Obispo de Temuco, ¬Ņconsidera que los pasos dados en el denominado ‚Äúconflicto mapuche‚ÄĚ son suficientes?

Sin duda la pol√≠tica ind√≠gena trabajada por los gobiernos no han sido acertadas. Hay una incomprensi√≥n del fen√≥meno de los pueblos originarios en Chile, de que somos una sociedad multicultural, multi√©tnica y no se valora lo suficiente la riqueza que suponen estos pueblos para nuestra sociedad. De todo lo realizado en el √ļltimo tiempo se pueden destacar los di√°logos nacionales, regionales y comunales, as√≠ como la entrada en vigencia del Plan Araucan√≠a. Sin embargo, se requiere un di√°logo en igualdad de condiciones de respeto. No pueden seguir elabor√°ndose pol√≠ticas p√ļblicas sin considerarlos. En esto hay experiencias dentro de la Iglesia. Las di√≥cesis del sur han elaborado documentos en la perspectiva de proponer un Nuevo Trato con los pueblos ind√≠genas desde la valoraci√≥n de la diversidad y sobre la base del respeto hacia sus valores y derechos.

- Ante el gran dolor por la tragedia vivida en la c√°rcel de San Miguel, ¬Ņde qu√© manera la Pastoral Social Caritas continuar√° en el acompa√Īamiento de las personas que permanecen privadas de libertad?

En primer lugar, hay que destacar la importancia que siempre debemos dar al acompa√Īamiento en el mundo de las c√°rceles, d√≥nde est√°n los m√°s excluidos, los m√°s pobres, es decir los preferidos de Jes√ļs, y debemos mejorar nuestra respuesta pastoral hacia ellos.

Por otra parte creo que hay que sumarse con m√°s fuerza junto a otros sectores de la sociedad, para realmente mejorar las condiciones de vida en las c√°rceles. La indignidad en que viven los privados de libertad en insostenible y ello lleva a que se genere m√°s delincuencia, lo que impide un rol rehabilitador.
También hay que mirar más globalmente este asunto: preguntarse, por ejemplo, por qué tantos jóvenes caen en la delincuencia y probablemente eso tiene que ver con las condiciones de inequidad, de falta de oportunidades. El desafío es generar una sociedad más equitativa que permita realizar una prevención eficaz de la delincuencia.

- ¬ŅQu√© acentos propone la Pastoral Social Caritas para el a√Īo 2011? ¬ŅCu√°les ser√°n los interlocutores prioritarios?

La Pastoral Social realiza su servicio en el marco de las opciones de la Iglesia en general y la Iglesia hoy d√≠a est√° en un tiempo de misi√≥n, de escucha y acogida, de di√°logo con el mundo. Una Iglesia que sale a anunciar con su testimonio nuestro encuentro con Jes√ļs; dir√≠amos que sale a evangelizar y tambi√©n a ser evangelizada; a transformar la vida de las personas, pero tambi√©n a dejar transformarse. Y en ese marco un l√≠nea fundamental de nuestra misi√≥n es la cercan√≠a con el mundo de los pobres, con la tarea de ayudar a la dignificaci√≥n de estos hermanos y hermanas m√°s necesitados. Y para este 2011 se han planteado tres interlocutores privilegiados:

Los primeros son los j√≥venes vulnerables: c√≥mo destacamos lo positivo de ellos, sus potencialidades, c√≥mo les abrimos oportunidades y c√≥mo revisamos las pol√≠ticas p√ļblicas para mejorar sus condiciones.

El segundo grupo son los migrantes: en un mundo globalizado tenemos que abrirnos al aporte que hacen los migrantes a nuestra sociedad, dejar de verlos como un problema. Ahí está el principal desafío: generar una cultura de acogida, de reciprocidad que debería reflejarse en una política migratoria, así como agradecemos a los países que acogen a miles de chilenos.

En tercer lugar, una opci√≥n permanente de la Iglesia y que los acontecimientos dram√°ticos vividos en el √ļltimo tiempo confirman, es el mundo de los privados de libertad y sus familias. Si ya tienen una pena que cumplir, no es posible que adem√°s de esa pena tengan que vivir en condiciones que resultan indignas para cualquier ser humano. Hay que replantear cambios profundos al sistema carcelario, de manera que realmente contribuya a la rehabilitaci√≥n y no sea una escuela del delito como lo es ahora.

Fuente: Comunicaciones Pastoral Social Caritas
Santiago, 31-12-2010